Bailadero


Descripción

Hay muchos topónimos en las Islas con este nombre, y algunos de ellos se especifican como Bailadero de las Brujas, que se interpretan como lugares en que bailaban las brujas. Pero la motivación es otra y viene de una práctica de los aborígenes: “Cuando los temporales no acudían, y por falta de agua no había yerba para los ganados, juntaban las ovejas en ciertos lugares que para eso estaban dedicados, que llamaban el bailadero de las ovejas, e hincando una vara o lanza en el suelo, apartaban las crías de las ovejas y hacían estar las madres alrededor de la lanza dando balidos, y con esta ceremonia entendían los naturales que Dios se aplacaba y oía el balido de las ovejas y les proveía de temporales”. Esto escribió Alonso de Espinosa a finales del siglo XVI. Luego el término Baladero de la toponimia canaria deriva por etimología popular de los baladeros guanches. En la parte norte y cumbrera de la Sierra de Anaga hay precisamente un pequeño poblado llamado así: El Bailadero que posiblemente tuvo su origen en la costumbre aborigen.


Collection

Citation

“Bailadero,” Toponimia de las Islas Canarias, consulta 14 de noviembre de 2018, https://toponimiacanarias.ulpgc.es/items/show/260938.