Inicio > Inicio

  • Toponimia de Las Islas Canarias
  • Toponimia de Las Islas Canarias
  • Toponimia de Las Islas Canarias
  • Toponimia de Las Islas Canarias
  • Toponimia de Las Islas Canarias
  • Toponimia de Las Islas Canarias
  • Toponimia de Las Islas Canarias
  • Toponimia de Las Islas Canarias
  • Toponimia de Las Islas Canarias
  • Toponimia de Las Islas Canarias
  • Toponimia de Las Islas Canarias

Inicio

El corpus toponimicum de las Islas Canarias que aquí se ofrece es el fruto de muchos años de trabajo y de una dedicación a la toponomástica general y, en particular, a la toponimia de Canarias que raya en la devoción. Con todas las imperfecciones que puedan señalársele, porque en esta materia ningún corpus puede ser perfecto y considerarse definitivamente acabado, por cuanto puede modificarse en cualquier momento, tanto en el número de topónimos que lo componen como en la identificación –en el ser mismo- de cada uno de ellos. Pero sí lo damos por representativo y cercano a la realidad, y tanto, también, en el número de topónimos como en el nombre que verdaderamente tiene cada uno de ellos. Por representativo, porque la recogida de topónimos ha llegado a un nivel que va mucho más allá de lo que los mapas ordinarios y aun los más especializados suelen contener, y por verdadero, porque la identificación de cada uno de los topónimos se ha hecho desde la tradición oral, es decir, desde la denominación exacta que cada lugar recibe por parte de los hablantes más cercanos a él, o sea, de sus usuarios habituales. Nadie conoce mejor los topónimos locales que los habitantes de esos lugares, y nadie sabe mejor cómo se llaman verdaderamente los nombres de un lugar que quienes de continuo los están nombrando. De ahí que la mejor fuente de información que pueda hallarse sobre la toponimia sea justamente la de los propios informantes de cada lugar. Es cierto que el lugar más idóneo para leer un topónimo no es un listado, sino el punto exacto que le corresponde en un mapa, y en la escala adecuada, pero antes de aparecer escrito en el mapa ha debido ser oído de los labios de quienes mejor lo conocen y saben pronunciarlo, y esos son, no cabe duda, las gentes de cada lugar.

Consideramos que la publicación en 2016 de este corpus total de la toponimia canaria, tras dos años de trabajo, puede ser de gran interés y de mucha utilidad para lectores y usuarios múltiples, y no solo canarios, y aun para investigaciones muy diversas. Porque no se trata de un simple listado de topónimos: las herramientas que la informática proporciona y de las que este trabajo se beneficia permiten visiones que van más allá que de una simple consulta.

Autores
Maximiano Trapero
Eladio Santana Martel